Marketing olfativo para bancos

El marketing olfativo consiste en utilizar el poder de los aromas para mejorar la experiencia de los clientes y aportar mejores resultados a la organización. Un aroma correctamente elegido es capaz de influir en gran medida en el estado emocional de las personas, reducir su tensión y serenar sus pensamientos.

 

De esta manera, el marketing olfativo para bancos permite crear una atmósfera agradable con el objetivo de que los clientes se sientan más relajados y receptivos. Se consigue hacer más cómoda la espera y lograr una actitud positiva mientras realizan sus consultas y gestiones. Sin duda, esto facilita la labor de los empleados y contribuye a la consecución de sus objetivos.

Qué aporta el marketing olfativo a un banco

La capacidad que tienen los aromas para evocar sensaciones y recuerdos es indudable, y muchos estudios lo demuestran. El marketing olfativo se vale de estos conocimientos y los aplica para reforzar la misión del banco, apoyar a sus trabajadores y optimizar la experiencia de los clientes.

Así, cuando un cliente entra al banco, inmediatamente siente un aroma único e inconfundible. Percibe con sutileza una fragancia que se ha desarrollado exclusivamente para ese banco y que es la identidad olfativa del mismo, su odotipo. Este aroma agrega valor al banco, no solo por su exclusividad, sino porque hace que los clientes se sientan distinguidos al formar parte del mismo.

Además, en milésimas de segundo ese aroma es capaz de evocar en los clientes sensaciones que mejoran su estado de ánimo y les sumergen en un mayor bienestar. Algo esencial que hace que la visita al banco no sea un trámite más dentro de su apretada agenda, sino que se convierta en un momento plenamente agradable.

Los clientes de un banco que se apoya en el marketing olfativo se sienten bien atendidos desde el momento que entran hasta el que salen. Perciben el banco como un lugar más cómodo y cercano, a la vez que elegante y exclusivo.

Todas estas sensaciones facilitan una buena sintonía con el personal que les atiende, y promueve una mayor capacidad de entendimiento, lo que termina contribuyendo a la satisfacción hacia la entidad y el éxito de sus operaciones.

Sin embargo, no sirve un aroma cualquiera. Los expertos en marketing olfativo conocemos perfectamente qué peso se le debe dar a cada nota olfativa para crear la fragancia ideal según lo que desea transmitir el banco: confianza, serenidad, prestigio, optimismo… Un aroma que refuerce la personalidad del banco y le apoye en su misión corporativa.

Y es que para un banco es sumamente importante ofrecer un trato exquisito a sus clientes y darles la confianza de que su patrimonio está en las mejores manos. En este sentido, el marketing olfativo es una estrategia capaz de amplificar este mensaje y hacer que perdure en su memoria.

 

Cómo trabajamos

Algunos de nuestros proyectos de marketing olfativo para bancos


Con más de 10 años de experiencia creando fragancias para bancos, hemos conseguido posicionarnos como pioneros y líderes del mercado. A continuación, presentamos algunos de los proyectos llevado a cabo y que reafirman nuestro compromiso de calidad y profesionalidad.