Marketing olfativo para oficinas

El marketing olfativo consiste en diseñar una fragancia única que represente a una marca, empresa o grupo empresarial. Generalmente se utiliza en establecimientos de venta, ya que es indudable su potencial para aumentar las ventas y fidelizar a los clientes. Sin embargo, cada vez es más frecuente aplicar el marketing olfativo para oficinas y mejorar así los procesos de trabajo y el rendimiento de los empleados.

 

El marketing olfativo aplicado en oficinas tiene la finalidad de potenciar la creatividad, la concentración y la actitud resolutiva del personal que allí trabaja. Y es que ciertas fragancias son capaces de provocar estados emocionales favorables para el trabajo y mantener la mente despejada, además de consolidar el compromiso de sus trabajadores, su sentido de pertenencia y sus vínculos emocionales.

Qué aporta el marketing olfativo a una oficina

El marketing olfativo para oficinas permite que los trabajadores, nada más entrar, sientan ese aroma característico que les conecta emocionalmente a su trabajo. El olfato es un sentido muy ligado a la memoria, y eso les permite reubicarse rápidamente en sus tareas y evitar las pérdidas de tiempo que suelen darse al inicio de la jornada.

Además, el uso de fragancias energizantes permiten que la atención y la concentración de los trabajadores se mantengan activas por más tiempo, reduciendo las distracciones. Dicho de otro modo, el aroma ayuda al personal a mantener la activación y el foco durante toda la jornada y a obtener mejores resultados en su trabajo.

Por otro lado, un aroma puede desarrollarse con la finalidad de facilitar procesos creativos o resolutivos complejos, estimulando la capacidad de innovar y resolver los retos que se les presentan con mayor fluidez.

El ambiente de trabajo también mejora tras aplicar una estrategia de marketing olfativo en la oficina. Un aroma agradable hace más fácil mantener una actitud positiva, no dejarse llevar por el estrés y controlar las emociones. Las relaciones entre los trabajadores son más fructíferas, ya que sus emociones están más serenas y positivas.

Paralelamente, la sensación de pertenencia y de compromiso con la empresa se ve aumentada, pues ese aroma que los trabajadores sienten día a día se instaura en su memoria, y el vínculo emocional se va consolidando.

Si las oficinas se utilizan también para recibir clientes, sin duda el marketing olfativo tiene todavía más que aportar. Un buen aroma dice mucho de la oficina y la calidad de sus trabajadores. A un nivel subconsciente está transmitiendo el mensaje de profesionalidad, distinción, calidad y buen ambiente, algo que todo cliente valorará cuando considere hacer negocios o contratar sus servicios.

 

Cómo trabajamos

Algunos de nuestros proyectos de marketing olfativo para empresas


Con más de 10 años de experiencia creando fragancias para infinidad de oficinas, hemos conseguido ser uno de los mayores referentes en el mercado. Nuestra profesionalidad y compromiso con todas y cada una de las empresas con las que hemos podido trabajar nos avalan.