Marketing olfativo para tiendas

El objetivo del marketing olfativo para tiendas es darle a cada establecimiento un aroma característico e irresistible. Así, se favorece que los clientes se sientan cómodos, permanezcan más tiempo en la tienda y estén más receptivos a los productos que se les ofrecen. Sorprender a cada usuario que entra a la tienda es imprescindible, y gracias al marketing olfativo es posible, generando una experiencia gratificante y digna de ser recordada y repetida.

 

El aroma de una tienda, cuando ha sido desarrollado de forma exclusiva por un equipo experto, permite a esa tienda diferenciarse del resto, aportando valor añadido y reforzando la personalidad de la marca. Pero no solo eso. El marketing olfativo para tiendas es capaz de provocar el estado emocional más idóneo para que los clientes compren, de una manera sutil pero muy efectiva.

Qué aporta el marketing olfativo a una tienda

El marketing olfativo se encarga de desarrollar un aroma que represente de forma única y distinguible a cada negocio. Esto es especialmente importante para las tiendas físicas, que cada día se ven más afectadas por las compras online y la competencia feroz.

Para destacar, las tiendas deben demostrar a sus clientes que visitar su establecimiento es una experiencia verdaderamente estimulante. Y es que hoy en día los usuarios ya no van a las tiendas solo para ver y comprar. Ir de tiendas es una actividad de ocio en sí misma, y las tiendas que saben deleitar a sus clientes logran destacar y posicionarse de una forma especial.

Para ello, nada mejor que valerse de los sentidos. Los más comunes: la vista, el tacto y la audición. Sin embargo, pocas tiendas van un paso más allá y utilizan el sentido del olfato en sus estrategias de marketing. Hacerlo es la oportunidad para diferenciarse del resto, seducir a sus clientes y conectar con sus emociones.

El olfato es el sentido más vinculado a las reacciones emocionales, mucho más que la vista o la audición. Los aromas, cuando son afines a la identidad y los valores de los clientes, son la mejor estrategia para crear un ambiente agradable, inspirador y atractivo.

Cada fragancia es elegida con meticulosidad y criterio, teniendo en cuenta lo que la tienda pretende transmitir a sus clientes: elegancia, diversión, sostenibilidad, belleza… Así, es posible desarrollar un aroma exclusivo para la tienda que permanezca en la memoria de los clientes y les fidelice a la marca.

 

Cómo trabajamos

Algunos de nuestros proyectos de marketing olfativo para tiendas


Con más de 10 años de experiencia creando fragancias para tiendas, hemos conseguido posicionarnos como pioneros y líderes del mercado. A continuación, presentamos algunos de los proyectos llevado a cabo y que reafirman nuestro compromiso de calidad y profesionalidad.