Marketing olfativo para empresas

Los aromas conectan de forma muy intensa con la memoria y la emotividad de las personas. Por ello, cada vez son más las empresas que aprovechan este poder para mejorar sus ventas o sus procesos empresariales. El marketing olfativo cumple con esa finalidad: utilizar un aroma determinado para evocar emociones y comportamientos que vayan en sintonía con los objetivos de la empresa.

 

El marketing olfativo para empresas es capaz de mejorar la productividad de los trabajadores, sus estados de concentración y creatividad, su actitud y su rendimiento. Y no cabe duda que, en las empresas que reciben a diario la visita de clientes, el marketing olfativo tiene un papel fundamental al crear experiencias capaces de sorprender, seducir y fidelizar, además de aumentar el tiempo de permanencia y las ventas.

Qué aporta el marketing olfativo a una empresa

El olfato es un sentido cada vez más valorado en el marketing, gracias a la fuerte conexión que se establece entre los aromas y nuestros recuerdos, sensaciones y emociones. Así, una empresa que utiliza el marketing olfativo puede estimular en sus clientes una actitud receptiva, en sintonía con el mensaje que la empresa desea transmitir.

Al elegir el aroma de la empresa, es decir, su odotipo, es importante que éste transmita sus valores y su personalidad. Este aroma, exclusivo para la empresa, formará parte de su seña de identidad y hará que la empresa consiga diferenciarse, todavía más, de su competencia.

Por otro lado, un aroma adecuado tiene la capacidad de atraer a las personas que son afines al producto o servicio de la empresa y crear un vínculo con ellas que perdura en su memoria.

Se trata, pues, de encontrar esa fragancia que agrade al público objetivo de la empresa, que les haga conectar inmediatamente con el deseo de aquello que la empresa puede ofrecer. Aventura, belleza, bienestar, seguridad…Sea lo que sea, existen notas olfativas que, al combinarse unas con otras consiguen crear la fragancia más idónea para los objetivos de la empresa. Una fragancia exquisita y única, que acompañe sutilmente a los clientes hacia su mejor elección: invertir en esa empresa para cumplir sus deseos.

En el caso de empresas que no reciben a sus clientes en tienda o en oficina, pero que a pesar de eso desean hacer uso del marketing olfativo, también tienen mucho que ganar.

Una fragancia puede lograr estimular a los trabajadores a mantener su energía y su bienestar a lo largo de la jornada para que su rendimiento sea superior. Tener a los trabajadores felices y concentrados favorecerá el éxito en sus proyectos.

Incluso las empresas que ofrecen productos a sus clientes a través de un ecommerce, el marketing olfativo puede ser uno de los aspectos más distinguibles respecto a las otras tiendas online. Cuando un cliente abre el paquete e inmediatamente siente el agradable aroma de esa empresa, se magnifica su emoción, haciendo que la misma perdure mientras el aroma está presente.

 

Cómo se trabaja el marketing olfativo en una empresa

Algunos de nuestros proyectos de marketing olfativo para empresas


Con más de 10 años de experiencia creando fragancias para infinidad de empresas, hemos conseguido ser uno de los mayores referentes en el mercado. Nuestra profesionalidad y compromiso con todas y cada una de las empresas con las que hemos podido trabajar nos avalan.